Tus ojos de miel y tu boquita de caramelo

Eres tan dulce, que tienes los ojos de miel y una boquita de caramelo, la cual yo quiero comer, eres tan bella que por ti ya no aguanto las ganas de decirte cuanto te amo, te podría reconocer así te encuentres a mil kilómetros, tu belleza es inigualable y mi amor por ti no se compara con nadie, te amo mi pequeño caramelito.

caramelo

Guardado en Amor Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *